Estructuras narrativas diferentes

La estructura narrativa clásica, a la que estamos todos acostumbrados, es el siguiente: inicio, aventura y solución. O de una forma más extensa, inicio (mundo bueno), creación del problema (el mundo conocido se tambalea), búsqueda de la solución y aventura (se explora un mundo desconocido), solución del problema (donde se encuentra el clímax) y vuelta al mundo del inicio (en donde la situación es mejor que al inicio).

Pues bien, hay veces en las que las películas se estructuran de una forma diferente, empezando directamente por el final. Esto hace que nuestra manera de encarar el filme sea diferente, haciéndonos preguntar que ha pasado y deseando saber como se ha llegado hasta la situación presentada. De esta manera, el espectador tiene que ir construyendo el puzzle del final mediante las piezas que se le van dando.

Aunque esta estructura suele ser arriesgada, porque a veces se le quita fuerza al final, por lo que la trama ha de estar siempre bien estructurada y que el puzzle se vaya construyendo poco a poco. Algunas de las películas más famosas que han empezado por el final son Pulp Fiction, Memento o el Truco Final (estas últimas dos de Christopher Nolan, director famoso por sus saltos temporales y tramas complicadas). Breaking Bad es otro ejemplo de esto, ya que algunos capítulos han seguido esta estructura narrativa.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s